Archivo del sitio

Las huestes del Dr. Gero toman el poder en Corea del Norte

¡Lo sabíamos!  Hace dos años tirábamos la primera piedra (?) y en una metódica (?) investigación formulábamos la hipótesis de un sospechoso paralelismo entre la Armada de la Patrulla Roja y el Ejército Rojo. Más allá de apoyarse en una abundante (?) documentación y presentar pruebas casi (?) inobjetables (“semiplenas pruebas”, según Aníbal Fernández (?)), restaba una confirmación de la talla como la que hoy se presenta a los ojos del mundo. En aquella oportunidad estuvimos cerca, pero le erramos por unos kilómetros, porque desde lejos todas las burocracias se ven iguales (?). No se trataba del Ejército Rojo soviético, sino del Ejército Popular de Corea. La fotografía que se expande como la Primavera Árabe (?) a través de toda la internet, y de cuya veracidad no dudamos ni un segundo puesto que se trata del supuesto básico que da fundamento a este post (?), muestra al flamante líder norcoreano Kim Jong-un enfundado en su uniforme de la Armada de la Patrulla Roja, que en en las últimas horas ha hecho público su desembarco burocrático en el gobierno de Corea del Norte. No hay dudas, es el Androide Nº 19. Analistas coinciden en que los cráneos de la Red Ribbon ya movían los hilos del país desde antes de la muerte de Kim Jong-il, pero que ante el advenimiento de su sucesión decidieron acelerar el esclarecimiento al público, de modo que los cambios que supone para la población norcoreana sean digeridos dentro del mismo “paquete” de recambio de dirección, aunque aún las consecuencias no pueden ser medidas. De cualquier forma, ante el primer atisbo de descontento, ya saben qué hacer (?). Ciertas organizaciones de izquierda argentinas, morenistas, han saludado este que denominan un proceso de “revolución política” que llevará a Corea del Norte a librarse de la casta burocrática que la asfixia y sembrará las bases de un nuevo faro de la revolución socialista internacional (?). Nuestro más sincero respeto para esta gente (?).

Top 5: Fracasados

A pedido del lector garrac, el primer ranking caprichoso y arbitrario del año rinde homenaje a los cinco personajes más fracasados de toda la saga de Dragon Ball. ¿Quiénes son? ¿Por qué? Tras el salto.

Lee el resto de esta entrada

Las peleas de Gokú – Parte IV

Jornada lluviosa en Puerto Madryn y qué mejor que pasarla divagando en este foco de enfermedades psicológicas (?) que es LCdM. En el día de la fecha proseguimos con la super (?) guía de combates de nuestro querido Gokú, que de momento se va abriendo paso a las patadas entre la maraña de efectivos y laburantes dependientes de la malévola y tiránica Red Ribbon.

Lee el resto de esta entrada

Las peleas de Gokú – Parte III (Anexo)

Y vamos con los cuatro combates que nos quedaron pendientes de esta tercera entrega de la “guía”.

Gokú vs Exploradores de la Red Ribbon Army. Gokú se topa con estos honrados trabajadores (?) en medio de su búsqueda de la Esfera del Dragón de cuatro estrellas que le regaló su abuelo. Lo mismo hacían estas buenas personas, que al quedar pasmados ante la rapidez y velocidad con que nuestro protagonista halló la bola (no precisamente la que él buscaba), se la piden cordial y respetuosamente a punta de pistola (?). Gokú reacciona desmedidamente (?) y se los carga dando, anoten, un salto, dos patadas y unos cuantos puñetazos. Fin del trámite, que pase el que sigue.

Lee el resto de esta entrada

El Ejército Rojo

Stalin y su versión animada. Burócratas (?)

Tenía tiempo de no escribir en el blog, me excuso aludiendo a que estuve invirtiendo mi extenso tiempo libre en lectura, formación teórica y boludeo. Noviembre ha sido y será el único mes del año en no haber visto posteo alguno. Diciembre se anota con este del día de hoy, y, no prometo nada, puede que los deleite (?) con algunos más antes del cierre de este, en lo personal, infame, olvidable y a la vez magnífico e inolvidable dos mil nueve.
Como reservé el espacio introductorio para hacer esa breve aclaración sobre mi prolongada ausencia, no les queda más que hacer click en “Lee más” y así enterarse de qué va este post

Lee el resto de esta entrada