Movie Review: La princesa durmiente del Castillo del Mal

La princesa durmiente del Castillo del Mal es el largo título del segundo “largometraje” animado de Dragon Ball. Como anteriormente con La leyenda del dragón Shenron, haremos una breve revisión de esta película, destacando algunos detalles del argumento, personajes importantes, momentos cumbre y agregando datos útiles (?) que no le importan a nadie. A la carga (?).

Ficha técnica [Puede saltearse (?)]

  • Título original: Majinjō no Nemuri Hime
  • Culpable (?) Director: Daisuke Nishio o Yoshihiro Ueda,
    uno de los dos es, seguro (?)
  • Estudio: Toei Animation
  • Productor: Chiaki Imada
  • Música: Shunsuke Kikuchi
  • “Guión” (?): Keiji Terui
  • Estreno: 18/07/87 (4 días después de que
    mi hermana cumpliese 1 año (?))
  • Duración: 45 min. aprox. de pura acción (?)
  • Calificación: Regular tirando a mala

La Historia

A ver, es así, el quilombo este (?) empieza cuando Gokú decide ir a pedir al Maestro Roshi, el Dios de las artes marciales, que lo acepte como su discípulo. Llegado a Kame House, la pequeña morada del maestro, y sin tiempo para hacer sociales, irrumpe Krillin, otro aspirante a convertirse en alumno del viejo Kame Sennin, y con quien el protagonista (por las dudas (?) aviso, es Gokú) mantendrá una particular relación en el transcurso de la película.

El misterioso entrenamiento de Roshi no es gratuito, para recibirlo, los pequeños (?) deben cumplir con un pedido previo, que no se trata más que de conseguirle a este buen hombre, puro e íntegro (?), una señorita linda para que juegue a las damas chinas (?) con él en sus momentos de aburrimiento. Pero Roshi no pide cualquier mujerzuela de cuarta (?), exige ambiciosamente a la princesa durmiente del Castillo del Mal, una doncella que en tiempos inmemoriales fue capturada por un malvado demonio y condenada a vivir eternamente (o hasta que vaya Shrek (?) a rescatarla) en un castillo de esos que suelen aparecer en las películas de terror, amplio, lindo por dentro, con todo incluido, pero eso… de terror (?).

El espeluznante castillo está ubicado en una zona montañosa llamada adorablemente (?) La Mano del Diablo, que se encuentra, según las precisas indicaciones del Maestro Roshi, al oeste… “tooooodo al oeste” (?).

Y es así como parten Gokú y Krillin al rescate de la princesa, a salvarla de su sufrida y desesperada soledad en el encierro, para traerla a la Kame House y explotarla con las tareas domésticas (?). Pero Roshi impone una condición a la búsqueda, ambos chicos deben llegar hasta donde la princesa usando sus propias armas, su propia fuerza, con lo que queda vedada la posibilidad de que Gokú utilice su nube voladora para surcar los cielos, BA-JÓN (?).

Krillin, como lo hizo siempre hasta que maduró, se vale de las más viles trampas para retrasar a Gokú, aprovechándose de la inocencia de éste. Las justifica alegando que se trata de “una competencia” (?). Sin embargo, no consigue llegar antes que él, aún cuando en varias ocasiones logra aventajarlo, Gokú saca a relucir su persistencia y entusiasmo, recuperando la delantera una y otra vez.

Llegan entonces a La Mano del Diablo, una hilera de cinco montañas tenebrosas cuyos picos recuerdan a la figura de una mano huesuda.
Mientras tanto, en casa de Roshi caen visitas: Bulma, Yamcha y el resto de los pescados (?) buscan a Gokú y se les ocurrió (?) que tal vez podría estar en ese lugar. El maestro, mintiendo, les informa que ha partido junto a Krillin (a quien no conocen) a visitar un parque ecológico (!), que queda hacia el oeste. “¿Cuánto hacia el oeste?“, interroga Yamcha, “toooooodo al oeste” (?) responde Roshi. Tras esto, salen disparados en el avión en el que vinieron, a pasar una linda tarde en el parque (?).

A todo esto, Gokú y Krillin ya han entrado al castillo y recorren las instalaciones (?) buscando a la princesa. En el camino se cruzan con escalofriantes estatuas con forma de monstruos que son parte del decorado (?). Al parecer no es advertida su presencia, al menos no por el dueño del inmueble (?).

Yamcha, Bulma, Poar y Oolong llegan al lugar sin sospechar que no se trata de un parque temático (?), y son interceptados por unos demonios que destruyen por completo su avión mientras el Lobo del Desierto sólo atina a gritar “¡No hagan eso!” (?). El grupo es capturado sin ofrecer resistencia y llevado a los aposentos del demoniaje (?). Allí es dividido en dos: Yamcha y los demás incogibles (?) por un lado, a la cucha (?), y la voluptuosa y joven Bulma, por otro, con papi (?).

Al tiempo, llega la hora de la acción para Gokú y Krillin. Como si estuviesen esperándolos, sale a su encuentro una horda de demonios horribles que se agolpan al sonido de una corneta, en una enorme sala llena de columnas que recuerda a una escena de la película El Señor de los Anillos. Algo ocurre que merece tal reunión. Sin prestar atención a los huéspedes, el ejército de monstruos pasa por encima a nuestros protagonistas y éstos quedan machucados, sólos en la oscuridad, hasta que aparece un demonio todavía más grande y horroroso que los demás y les hace frente. El resto de las alimañas vuelve sobre sus pasos y también encara a los pibes. No hay escapatoria, hay que pelear.

Gokú combate ávidamente con Faber-CGastel, el demonio rojo y cornudo que se ve en la imagen de arriba. Simultáneamente, Krillin enfrenta y vence mostrando agilidad y destreza, a 14,000 (?) monstruos. Haciendo gala de su oportunismo, al ver a Gastel ocupado con Gokú, huye como rata en busca de la princesa.

En otro sector del lúgubre castillo, Bulma despierta en una amplia, acolchonada y cómoda cama de 20 (?) plazas. “¿Adónde me trajeron? ¿A un telo?” (?), piensa. Enseguida aparece un pequeño y jorobado monstruo, acompañado del que parece ser su amo y propietario del lugar, un apuesto y caballeroso hombre de aspecto sutilmente demoníaco (?). Sí, después de todo parece que sí, es un telo (?).

Lucifer es el nombre del demonio que recibe hospitalariamente (?) a nuestros amigos.

Bulma, todavía creyendo que se trata de un parque temático, accede a acompañar a su anfitrión hasta una sala en donde están esperándola ansiosamente…

Pero veremos más adelante qué sucede que con ella. Primero está la salud (?) de Gokú. ¿Qué ocurrió con él? Todavía no ha terminado con Gastel y Krillin, después de abandonarlo, pide su auxilio. Es que en su escape ha sido capturado por un pterodáctilo de dos cabezas (!), y Gokú, sin guardar ningún rencor por la serie de jugadas sucias que le ha hecho Krillin durante el día, acude en su ayuda usando a la nube voladora. Lo rescata dos veces seguidas de ser tragado por una planta carnívora (!) y el pelado shaolin le retribuye con un “no creas que por salvarme la vida te debo un favor…“. Siempre tan buena persona este Krillin (?).

Gastel no se queda parado y los persigue por los aires (para volar expulsa de sus manos una especie de llamas espectrales que pone bajo sus pies, en fin, un invento de aquellos).

Después de ser descartados (?), Yamcha, Oolong y Poar contemplan serenamente el paisaje (?) (no queda claro si los han encerrado o los dejaron darse unas vueltas por el castillo (?)) hasta que escuchan los despavoridos gritos de Bulma, quien después de mil indirectas (?) se da cuenta de que no está en Temaikén (?) y que esos extras de vestuarios pintorescos son realmente monstruos que quieren comérsela. Pero no lo hace por sí sóla, Lucifer se lo tiene que decir (?). Mientras prueban si está tierna la carne y rastrean la zona exacta de su corazón, Yamcha y los demás se infiltran entre la multitud de demonios hambrientos.

Estas no se pinchan, son naturales (?)

El objetivo de Lucifer es destruir al Sol, por medio de una enorme máquina, y así imponer el dominio de la oscuridad por sobre todo el planeta y extender el reinado de maldad de los demonios. Muy original (?). Cuando Bulma está a punto de ser rebanada, Gokú y Krillin, en medio de su pelea con los otros monstruos, irrumpen en la escena, justo a tiempo para salvarla. Ambos caen dentro del habitáculo en donde descansa la preciada princesa durmiente. En ese momento también aparece Lunch, una asaltabancos que planea hacerse con la princesa, que no es otra cosa que una gema. Ante la perplejidad de todos los presentes, Lunch hurta la gema y huye en su moto, disparando a diestra y siniestra contra la parva de monstruos que salen a su encuentro.
Este dato no se puede confirmar, pero se cree que Oolong le miró el culo (?).

Gokú y Krillin la siguen, y con ellos, todos los demonios. Lunch estornuda y cambia ligeramente su aspecto físico, transformándose en una campirana y dulce muchacha. Pierde el equilibrio y cae del vehículo. Más perdida que monja en un cabaret (?), da a Gokú el diamante. Lucifer les da alcance y atrapa a Krillin, a quien, ahorcándolo, usa para extorsionar a Gokú. Obliga a éste a devolverle la gema y Gokú accede. Pero el demonio no cumple con su palabra y con la princesa en su poder y sin liberar a Krillin, ordena que castiguen al protagonista (quien no opone resistencia porque un pequeño demonio alado muerde su punto débil, la cola, haciéndole perder sus fuerzas).

Al tiempo, Yamcha, Oolong y Poar son descubiertos y aprisionados junto al resto. Cabe mencionar que Yamcha se rindió ante un montón de engendros con ametralladoras, sin presentar resistencia alguna, como para no perder la costumbre (?).

Gokú, Krillin, Yamcha, Poar, Oolong y Lunch son apresados en un muro de concreto para que no les sea posible ni el intento de escapar mientras Lucifer efectúa sus planes. Pero nadie cuenta con una misteriosa capacidad de Gokú. Viendo fijamente la Luna llena, su cuerpo y su cola reaccionan y empiezan a crecer exponencialmente, para finalmente cubrirse de pelo. Gokú se convierte en un simio gigante que acaba por destruir el muro que los contenía. Es ahora diez veces más fuerte, pero totalmente inconsciente. Destruye todo a su alrededor y captura a la indefensa Lunch, llevándosela a la boca para comérsela (quién pudiera… (?)).

Por demás espectacular que fuese la transformación, sólo les sirve para escapar. Kirllin recuerda que la cola de Gokú es su punto débil y deducen que cortándosela puede volver a la normalidad. En efecto, Poar se convierte en tijeras y corta la cola de Gokú. Cuando al fin recupera la consciencia, todos se dirigen nuevamente hasta adentro del castillo, donde Lucifer espera que la misma Luna que produjo la metamorfósis de Gokú cargue con su poder a la gema que a su vez utilizará para cargar la máquina con el cañón dirigido al Sol. Bulma, en tanto, sigue estando destinada a donar (?) su sangre para el brindis final.

En un principio los deseos del atractivo (?) demonio se cumplen a la perfección. Logra cargar la gema y poner en funcionamiento la máquina, a pesar de los esfuerzos de Gokú y compañía que luchan para impedirlo. Lucifer se muestra como un buen luchador, puesto que Gokú no puede vencerlo en combate cuerpo a cuerpo, el demonio detiene y esquiva todos sus golpes, pero además introduce una novedad: Puede realizar ataques de energía con sus manos.

Febo asoma ya sus rayos (?) y el cañón se dispone a mandarlo a mejor vida. Sin embargo Gokú, una vez más Gokú, frustra los planes del villano sirviéndose de un potente Kame Hame Ha que desvía la mira del cañón y por consecuencia, el rayo que éste ya está disparando.  Quien lo recibe no es otro que Lucifer, que orgulloso puede contarle a sus nietos (?) que técnicamente no fue vencido por Gokú.

Todo termina, al menos para Lucifer y su parque temático (?) que es clausurado por no pasar los controles mínimos de seguridad (?). En cuanto a la tropa de los buenos, cada quien parte para su casa. Krillin y Gokú le ofrecen a Lunch como tributo (?) al Maestro Roshi y ésta la acepta no muy convencido (?). Es tiempo de que inicie el duro y sacrificado entrenamiento de los nuevos discípulos, pero eso ya es otra historia…

Comentarios

Repetidas veces he dicho que las películas de Dragon Ball me parecen una porquería. Copias defectuosas de varios tramos de la serie, excesivamente breves, carentes de emoción, con desarrollos exageradamente rápidos y muy previsibles. Tal vez he sido muy tajante. La princesa durmiente del Castillo del Mal no es la excepción, pero habiéndola vuelto a ver después de mucho tiempo, no me pareció tan aburrida. Siendo generosos, tiene algunos giros inesperados, algunas partes cómicas y momentos, aunque sean minúsculos, de cierto suspenso, tensión y expectativa.

Por lo demás, conserva todas las características típicas de estas películas en su función de reversión de determinadas partes de la serie emitidas en paralelo a su estreno. Esta en particular, vendría a ser una mezcla entre el entrenamiento de Gokú y Krillin bajo las órdenes del Maestro Roshi – representado en la película por el breve viaje que éstos emprenden hacia La Mano del Diablo – y el final de la saga de Pilaf – en la película, la parte en donde Gokú y compañía son apresados y éste se transforma en Ohzaru -, con muchas escenas casi idénticas a las de la serie. Esto en las películas era así, sabemos que era así y no podíamos ni podemos esperar otra cosa más que una digna (a veces ni a eso llegaban…) representación con algunos pasajes cómicos y personajes más o menos originales.

Momento Clímax

Esta vez se me hizo más sencillo elegir el momento cumbre de la película, no como en el caso de La leyenda del dragón Shenron en donde la emoción es nula. Sin dudas, éste se produce cuando la gema de Lucifer recibe la energía por parte de la Luna y todo el lugar queda cubierto por una intensa y diabólica luz roja, para después encenderse la imponente máquina con la que los demonios pretendían acabar con el imperio del Sol. No es la gran cosa, pero visualmente es una escena que vale la pena teniendo en cuenta el nivel de animación de aquellos años.

Mejor personaje masculino

Como figura estelar entre los machos me he quedado, aunque parezca llamativo, con Krillin. Es su primera aparicición en una película de Dragon Ball y tiene un protagonismo considerable, sin mencionar que escoger siempre a Gokú no tendría gracia y le quitaría el sentido a esta categoría.
Krillin comienza siendo un embustero y envidioso de las habilidades de Gokú, para terminar reconociéndolo como un valioso amigo y complementándose con él para doblegar al enemigo de turno. Pero esto recién lo consigue al precio de choques, errores, forreadas y desencuentros. En medio tiende un sinfin de trampas a su futuro amigo, aprovechándose de él para su conveniencia y portándose desagradecidamente en más de una oportunidad. El click en la cabeza se produce cuando ve a Gokú entregar la gema a Lucifer a cambio de que no le hiciesen daño (a Krillin).
No es necesario que diga que la personalidad de Krillin es una de las más compuestas a lo largo de toda la serie, y algunas aristas de la misma se pueden ver durante la corta extensión de esta película. Su carácter picarón y astuto, sobre todo. Hay una escena muy linda (?) en donde, envalentonado por la actitud desafiante de Gokú hacia el demonio Gastel, se suma a sus réplicas vociferándole al monstruo “¡Sí, ¿dónde está (la princesa)?!“, para, luego del disgusto de la bestia, amilanarse y decirle respetuosa y educadamente “Si usted sabe“. Un crack (?).

[Nota: Motivos para no haber elegido a Yamcha me sobran, sólo decirles que antes que él, como mejor personaje masculino estaban Bulma, Lunch y una piedra, así que saquen sus propias conclusiones (?)]

Mejor personaje femenino

Si antes de hacer la primera review hubiese recordado que el papel de Lunch en esta película era tan intrascendente, habría condecorado en aquella oportunidad a Pansy para así poder hacerlo esta vez con Bulma. Pero bueno, errores los cometemos todos (?), así que, para no ser repetitivos, le vamos a dar aplauso, medalla y beso a Lunch. Si hilamos fino, no fue tan irrelevante su actuación, pero el hecho de que la mayor preocupación haya girado en torno a la integridad física de Bulma, opaca de cierto modo el papel de Lunch, que se mantuvo a las sombras durante buena parte de la película, teniendo apariciones que no la dejaban ver por completo, hasta que finalmente irrumpió en medio del gran salón en donde se estaba por sacrificar a Bulma. Lo destacable es la velentía de esta muchacha y su actitud de “No me importa nada, váyanse todos a la mierda” a la hora de cagarse a tiros con los monstruos que la corrían, los mismos ante los que Yamcha se hizo pis cuando lo apuntaron.

Calificación Final

Tomando como referencia las dos estrellas que le otorgué a la película anterior, y viendo que esta es levemente superior pero tampoco nada del otro mundo, La princesa durmiente del Castillo del Mal se lleva TRES ESTRELLAS.

Próxima edición que vaya a saber cuándo verá la luz: “Una aventura mística”.

Saludos y sean libres.

Anuncios

Acerca de Majunia

"la duda debe ser la posición mental de quien aspire aproximarse cada vez más a la verdad o, por lo menos, a esa porción de verdad que es posible alcanzar"

Publicado el 22/08/2010 en Dragon Ball, Movie Review y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. Soy un forro, se que no me pierdo de mucho pero no vi ninguna pelicula de DB…. me las voy a ajar ahora mismo para ver q onda

    PD: deja de forrearmelo a Yamcha porq te hago juicio por daños y perjuicios hacia su persona e imagen (?)

    • ¡A Yamcha ya lo defendí más de lo humanamente (?) posible en los albores del blog!:

      https://lacolumnademajunia.wordpress.com/2009/01/22/se-vive-se-siente-yamcha-presidente-parte-i/

      Y no, no te perdés de absolutamente NADA. No haber visto las películas de Dragon Ball es como haberlas visto pero sin el disgusto de haberlo hecho (?).

      • Me las baje todas de Taringa ya…

        Me vi la de el escuadron de bomberos de Goku… se va a la mierda eh… es terrible, una linda cagada, pero es DB y voy a seguir viendo como buen fanatico boludo

        y con respecto a lo de yamcha, si lo has defendido como denigrado (?)… pero es el mejor… es mas,,, justo aca al lado del monitor tengo un muñequito de el,porq siempre fue mi favorito, aun en dbz donde era un 4 de copas cualquiera….

        jojo, abrazo brunojunia (?)

  2. la verdad conforme fue avanzando DB algunos personajes perdiero su presencia en la serie como yamcha, puar, tenshinhan e incluso la lach se desaparecio y cuando digo se desaparecio se desaparecio…solo la volvimos a ver un ratito….en el gt

    • ups¡¡ lo digo porque en estas peliculas veiamos mas a estos personajes y porque es cierto…espero que me comprendan porque lo digo =^._.=

      • Es una buena observación, GATILLA, al menos las películas sirvieron para darle algo más de presencia a los personajes secundarios, aunque de todos modos los vencedores siempre terminaban siendo los mismos…

        Tampoco hay que perder de vista que si de personajes peliculescos se trata, estas producciones engendraron a algunos como Broly y toda la mentira generada alrededor de él respecto a la leyenda del Super Saiyajin, pero bueno, eso quedará para analizarlo más adelante.

  3. Ja ja, Mariano, te bajaste el especial de bomberos, también hay otro sobre la seguridad vial! Fueron hechos para un público infantil con el objetivo de dar una imagen responsable y educativa porque en Japón se le criticaban mucho a la serie los valores que transmitía.
    Creeme que yo usé ese especial, el de los bomberos… para un trabajo de la escuela hace varios años!

    • Si, desde la semana q viene me empiezo a fumar todas las pelis, y a lo ultimo menciona eso q vos decis… q como q se decia q no transmitia valores (?)

      re cajetilla los ponja!

  4. Chamanista

    Muy bueno, me voy porque llego tarde al oeste.

  1. Pingback: Movie Review: Una aventura mística « La columna de Majunia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: