Divagaciones de un desocupado (?)

Hola, qué tal (?). Como saben, si es que han leído alguna vez el apartado “Sobre mí”, en una de las solapas que están debajo de la hermosa cabecera de este blog, soy estudiante universitario de la carrera de Historia, que reemplazó este año, a la  de Ciencia Política, con la que inicié mi breve periplo académico. ¿A qué viene esto? Bueno, a comunicaros que después de idas y vueltas, he abandonado definitivamente la universidad, al menos por este año. Se los comento porque me gusta mantener un vínculo estrecho con aquellos lectores estables y ello implica tenerlos informados de algunos aspectos importantes de mi cotidianidad, que influyen considerablemente en la frecuencia con la que actualizo el blog. Bien, eso para los lectores recurrentes, a los que cayeron acá de pedo, que los parta un rayo (?). Lo bueno de esta decisión es que ahora podré dedicarme full time a postear en el blog, mi sueño de toda la vida (?).
A todo esto, surge un inconveniente, no sé ni sobre qué pretendo escribir en esta entrada, así que dejaré que fluya y escribiré. Ustedes, pues, leerán (?).

Hace unos días estaba viendo, como religiosamente lo hago, las repeticiones de Dragon Ball que dan en el canal infanto-juvenil Cartoon Network. Más allá de haber visto la serie completa unas catorce mil veces, y de tener el pseudo privilegio de poder verla en mi reproductor de DVD cuando se me da la gana, no hay nada que disfrute más que presenciarla en la televisión, con el loguito del canal ahí, en alguna esquina de la pantalla. ¿Por qué? No lo sé, supongo que me transporta a los días felices de mi niñez, sobre todo por el hecho de tener que estar siguiendo la continuidad de la serie de acuerdo a la programación que le haya dado el canal. Generalmente, cuando elijo ver Dragon Ball, ya sea en mi DVD o desde internet, tengo la libertad de escoger la saga, el capítulo y el horario exactos en que deseo hacerlo, mientras que siguiéndola por un canal de televisión, estoy atado a sus condiciones. De esta forma, vuelvo hacia los días en que esperaba ansiosamente la llegada de una hora en especial en la que transmitían la serie.

En Magic Kids, canal argentino de abobamiento (?) entretenimiento para niños, por el cual vi por primera, segunda, tercera, cuarta y centésima primera (?) vez la serie, la pasaban de lunes a viernes en tres horarios diferentes. El primero del día – que técnicamente era el segundo – era a las 13.00 hs, el segundo, si no mal recuerdo, a las 19.00 hs, y el último – en rigor, el primero – a las 24.00 hs (siempre hora de Argentina). Los chicos que se aventuraban a ver el de la medianoche, sabían por adelantado lo que todos verían al día siguiente. Yo a esa hora llegaba generalmente dormido (excepto cuando intuía que se avecinaban episodios nuevos), por lo que me resignaba a verlo al mediodía, lo que más de una vez me hacía llegar sobre la hora a la escuela. Todo para poder estar actualizado a la hora de hablar con mis compañeros sobre el dibujo animado que causaba furor por entonces. El que esperaba a la emisión de las 19.00 hs para verlo, con todo respeto, se recibía de pelotudo (?).

Todo esto viene a colación de que me gusta mucho ver las repeticiones. Viéndolo por televisión reaparece esa expectativa por lo que sucederá mañana, que el control remoto del DVD y sus botones para pausar, reproducir, retroceder y adelantar definitivamente no te dan. Por este medio o por internet, nunca es posible quedarse con las ganas de un poco más. Seguir una serie por TV, es decididamente diferente y especial.

Cuando creí que finalmente me había cansado de tanto Dragon Ball y que para volver a verlo con ganas debía esperar un buen tiempo, me he reencontrado con la serie, gracias a estas transmisiones nocturnas que en la señal de Cartoon Netwrok vienen emitiendo desde hace varios años. El contenido es exactamente el mismo (más allá de algunas diferencias de color) que el que dispongo en mi colección de DVDs, pero el marco es enteramente diferente y a la vez muy similar a ese en que originalmente me enamoró de esta serie.

Quizás, en el mejor de los casos, a raíz de estas emisiones televisivas que sigo con igual entusiasmo que cuando niño, surjan nuevas temáticas para volcar en este humilde medio de difusión, motivadas ahora sí por esa inmensa cualidad creadora llamada imaginación, que alguna vez dejamos llevar cuando en nuestras cabezas no existían mayores preocupaciones que las de jugar y divertirnos haciéndolo.

Gracias por la atención (?).

Anuncios

Acerca de Majunia

"la duda debe ser la posición mental de quien aspire aproximarse cada vez más a la verdad o, por lo menos, a esa porción de verdad que es posible alcanzar"

Publicado el 15/08/2010 en Otros y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. La verdad igual yo quede prendida de esta serie..

    saludos..

  2. Viejo! buena noticia (?) que ya vas a estar aquí con mas ahinco. También muchas gracias por hacernos parte de un poco de tu vida, es algo que se agradece bastante.

    Por otra parte te cuento que en México, Dragon Ball fue una experiencia de amargo/dulce, yo cuando la vi de niño, la primera parte la recuerdo muy bien y fue algo importantísimo en mi infancia, cuando por fin anunciaron con bombos y platillos que Dragon Ball Z sería televisada caí en trance de emoción y gusto. Para estos entonces, el vendedor de anime de la ciudad donde vivía ya estaba bastante adelantado pues traía cosas de japón muy avanzadas para la etapa en la que estaba la serie en México, así que de ahí nació el interés de estudiar japonés para entender todo lo que pasaría en la serie y ser el mas chingón de mis amigos, interés que perdí a la segunda clase pues me frustraba sobremanera no poder entender nada y tener una pésima maestra.
    En fin, regresando a lo que fue la serie en México, era televisada por Televisa en el canal 5 (creo que ha sido su único acierto EVER) pero paso algo que a muchos nos llevo a la demencia, a la locura y casi al suicido masivo…. al principio todo estaba de maravilla, Raditz, Nappa y Vegueta y después la saga de Freezer y de repente al terminar la saga de Freezer todo el mundo perdió la cordura…. justo cuando termina la saga de Freezer a los hijos de mil se les ocurre repetir Dragon Ball Z desde el primer capitulo!!!!!!! JODER! recuerdo claramente ese día…. todo había sido perfecto y había conseguido librarme de la escuela para llegar antes a casa a preparar algo de botana, tomé un taxi para no perderme ni los comerciales. Por fin el intro sonaba y yo cantaba devotamente cuando de pronto…. el primer capitulo del Z! Joder, después de soportar una nada corta saga de Freezer y quedar la serie en su momento mas interesante nos hicieron verla de nuevo… recuerdo que fue la última vez que lloré…..
    Mas adelante veía uno que otro capitulo, cuando se me bajo el coraje que me duró 2 meses…. finalmente después de un buen rato terminaría la saga de Freezer…. ahi estaba de nuevo esperando el nuevo capitulo y de nuevo la misma dosis, pero sólo de la saga de Freezer… entenderas mi coraje, mi madre me corrió de la casa por la cantidad de malas palabras que dije en una bocanada de aire…. y así se fue perdiendo el interes gracias a estos señores que jugaron con la vida de millones de niños. Para ya después la de cel era de nuevo incondicional con Televisa, aunque hasta la fecha… no los perdono.

    Pues así es como fue por eso en cuanto pude me compre los dvds y mandé a la chingada a las televisoras traidoras. Además de que tenerlos disponibles hace que se le pueda regresar y ver miles de detalles que no son perceptibles la primera vez que los ves.

    Saludos y ahi dejo mi aporte en la mesa, un abrazo y esperamos mas de usted señor!

    Tenemos un pendiente que no he olvidado, solo que estoy hasta el cuello de trabajo!
    uno de estos días te llegará una linda playera!!!

    • Uff! Mario, si habremos sufrido por estos lares con esas malditas repeticiones que te dejaban atragantado con la intriga… Recordá que nuestra emisión dependía de el doblaje que se hacía allá en México, y el director del canal Magic Kids creo que compraba de a bloques de 60 episodios, o así los doblaban allá, no recuerdo… La cuestión es que pasaban 60 nuevos y una tanda de repetidos hasta volver a la parte en donde se habían quedado, para así comenzar con el nuevo bloque de 60… ¡si es que habían llegado! ¡Que si no, te comías nuevamente otra parva de episodios repetidos! Era realmente frustrante, por aquellos años Dragon Ball era el motor de muchas emociones, y se volvía particularmente terrorífico aceptar el hecho de tener que tragarse toda una saga entera otra vez para al fin poder ver lo que le seguía…

      Acá en Argentina teníamos a la revista Lázer, que anticipaba varios sucesos de la serie en una sección especial subtitulada “cagándote todas las sorpresas”, que yo leí gustoso con el afán de alardear ante mis amigos lo mucho que creía saber sobre Dragon Ball. Mi vieja también me adelantaba cosas porque en su trabajo (año 98/99) tenía internet y yo la hacía visitar todos los pocos y primitivos sitios dragonballeros que había, ja ja. Todo valía por tener la primicia.

      Bueno, estas repeticiones me hacen acordar a esos avatares del pasado en torno a las transmisiones oficiales, algo que realmente no consigo sentir de igual manera cuando veo la serie en DVD.

      Sobre el pendiente, ¡No te hagas problema, no hay ningún apuro!

      Una vez más, gracias por tu aporte!

  3. El q me mataba hijo de re mil p…………… era en DB!!! cuando llegaban a la etapa de tao pai pai ay por dios como puteaba me acuerdo patente en magic…

    goku a punto de escalar la torre karin, onda a punto de tomar el agua ultrasagrada y……… tinnnn, te encajaban todo desde el principio una forrada!! estaba a las puteadas limpias por diooooooooooossssssssssss, encima te lo hacian dos veces seguidas, era realmente frustrante…

    y si, yo tambien era de los sebados q ya sabia muchas cosas de la serie antes de q pasaran por la tv…

    en los años de mi infancia le pedia a mi hermano q me lleve a microcentro en bondi para ir a la tienda de comics mas famosa de capital.. “Camelot” entonces iba con 30 o 40 mangos y me volvia con bocha de cosas… guia de personajes, me compraba cada boludez… y llegaba al barrio y con mis amigos leiamos todo ahi en la calle como unos boludos con cosas nuevas… re lindas y todavia conservo algunas…

    en fin, me fui por las ramas… pero estuvo bueno el post “retro”.

    PD: correccion, dbz estaba 19.30 despues de a jugar con hugo jejeje

    • Ja ja, sí, gracias por la corrección. Sabía que iba después de A jugar con Hugo, pero no me acordaba si era a las 7 o 7 y media.
      ¡Yo también iba a Camelot! Pero a mí me costaba un poco más, te imaginarás. Para ir y conseguir cosas inconseguibles (?) tenía que esperar un año, al viaje que hacíamos todos los años a Buenos Aires con mi familia. Era increíble.

  4. bueno debo decir que yo soy un poco mas joven que la primera generacion dragonballera latinoamericana (?) yo soy como de la segunda o tercera,ademas soy colombiano, recuerdo que cuando tenia 3 ( por alla en el 98/99) la pasaban no se en que puto canal, tal vez alguna mierda como canal capital o alguna puteria por el estilo, pasaban en dragonball a secas con doblaje español ( severa groseria ) y le cogi una cagada a la serie ni la mas perra ( con ese doblaje ¿ quien no ?) aunque mi padre dice que yo decia que no me gustaba pero me la vi toda ( y el tambien ) y que yo juraba que se llamaba Koku, pero que aun asi preferia ver Barney (!) y pokemon….

    No tenia cable hasta un año despues, el cual puso cartoon network al año de yo empezar a usarlo, por lo que vi fox kids primero y sus animes como shaman king, digimon, y hasta los power ranger (?), digimon fue mi serie preferida y cuando pusieron cartoon, dragonball lo pasaban a la misma hora, naturalmente un pelao de 5 años escoge el mas infantil e idiota ( digimon ) y aunque me gustaba dragonball preferi digimon ( no estoy muy orgulloso de mi pasado ), veia pedazos de la saga de sayayin, cell y majin boo ( de freezer no vi un petardo ) y asi fue hasta los 10, en que digimon me mamo, daban a las 22 horas de colombia dragonball Z ( justo donde me faltaba ver con serieda’) y yo en vacaciones, me vi toda la de los sayayin y se me acabaron las vacaciones y no tenia que madrugrar, asi que en vez de olvidar dragonball, por el contrario le cogi mas amor (?), y en citytv, otro canal estaban empezando TODO dragonball desde el principio, y daban como 4 capitulos por dia y justo apenas pa llegar del colegio, yo me vi sagradamente dragonball y me lo vi completo en 2 años…. xD

  5. Los horarios de DB por el Magic eran exactamente asi: 00:00 hs, 7:30 hs, 13:00 hs, y 19:30 hs. Yo iba a la escuela de mañana y entraba a las Ocho por lo que siempre llegaba tarde, pero… ¿Quién te quitaba lo bailado de ser el primero en contarles a todos lo que pasaba en el capítulo? sobre todo a los que no lo habían visto.
    Yo puedo considerarme de la primera generación de que vio DB y DBZ (los de veintipico). Al principio la odie porque la pusieron en reemplazo de otro gran dibujo como son Los Caballeros del Zodíaco (no “Saint Seiya”), hasta que comencé a mirarlo con asiduidad…
    Buenísimo el blog…
    Desde Azul, pcia. de Buenos Aires

    • Yo me acuerdo de esas epocas, ya estoy grande…como pasa el tiempo… y yo también llegue a odiar a Dragon Ball Z, hasta que después de unos capitulos me enganche totalmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: