Viaje al Oeste y los primos de Gokú

El origen mitológico de Dragon Ball es bien conocido por los seguidores de la serie. La mayoría sabe que Gokú y la historia de las Esferas del Dragón están basados en la antigua y popular leyenda china del Rey Mono, aunque no mucho más que eso. El Rey Mono es acaso, el personaje más famoso y querido de la literatura china, y pertenece a una de las cuatro novelas clásicas de China, “Viaje al Oeste” (también conocida como “Peregrinación al Oeste”). Dicha obra ha sido reversionada en innumerables oportunidades, en diversos formatos y en varios países asiáticos incluidos China, Corea del Sur y Japón. De esta manera, el Rey Mono, como uno de sus personajes principales, se ha adaptado a diferentes estilos y géneros. Quizás su versión más famosa sea la que representa nuestro Son Gokú, pero no es la única ni tampoco la primera. En este post nos proponemos repasar un poco la historia de donde surge este mítico personaje, su significancia dentro de China y el resto de Oriente, las múltiples adaptaciones que ha sufrido y varios de los “primos”  de Gokú que las protagonizaron.

El monje Xuanzang, el Rey Mono y el Viaje al Oeste

Viaje al Oeste fue publicada de manera anónima en el año 1590 (394 años antes de que Toriyama diera a luz a Dragon Ball, como para que no queden dudas sobre quién copió (?)), aunque hay quienes se la atribuyen a Wu Cheng’en, un talentoso escritor chino del siglo XVI. Wu Cheng’en expresaría en esta obra todo el disconformismo que sentía para con la sociedad establecida y su repudio hacia el corrupto gobierno feudal. Es interesante la analogía que se traza entre la corte imperial celestial con los monarcas terrenales y el gobierno chino, denunciando vicios, sobornos e injusticias. La novela, a su vez, está basada en el viaje  hacia la India de un monje budista chino, Xuanzang. Éste, a pedido del Emperador Taizong (598-649), recopiló las memorias sobre su peregrinación en un libro titulado “Registros de Xiyu del Gran Imperio Tang”. Documentos históricos y descubrimientos arqueológicos verifican lo descrito por Xuanzang en su obra. Para conocer más sobre la vida y la  excursión de este célebre monje que se vería representado en “Viaje al Oeste” y posteriormente en sus diversas adaptaciones (En Dragon Ball vendría a ser… ¡Bulma!) pueden consultar en su artículo de Wikipedia o en esta página que narra resumidamente las peripecias del viaje.

Xuanzang, antecesor de Bulma

Bien, decíamos que esta popularísima obra del siglo XVI, Viaje al Oeste, de Wu Cheng’en, se basa en la travesía de Xuanzang durante el siglo VII. En ella, el monje también conocido como Tripitaka (Nombre de una colección de textos budistas) es enviado a la India por la Bodhisattva Guan Yin (una especie de Virgen María del budismo, también llamada “Diosa de la Misericordia”) para que se haga con ciertos sutras budistas que no se encuentran en China. Xuanzang (quien monta un caballo blanco aparentemente inspirado en el que dos monjes indios trasladaban escrituras budistas cuando se unieron a Xuanzang, en la historia real) es acompañado por tres de sus discípulos, el Rey Mono, llamado Sun Wukong (cuya pronunciación es “Son Woku”), Zhu Wuneng, un general celestial que cayó al mundo humano en el cuerpo de un cerdo, y Sha Wujing, otro general celestial convertido en un demonio acuático. Estos últimos son obligados a unírseles como penitencia por sus crímenes pasados.
Durante la travesía los protagonistas enfrentan una serie de adversidades (81 en total), aprendiendo diversas lecciones budistas en donde perfeccionan mente y cuerpo, antes de regresar al Imperio Tang con las escrituras. Sobre el final, tanto el monje Xuanzang como Sun Wukong (el Rey Mono) logran convertirse en Budas.

Xuanzang, Sun Wukong, Zhu Wuneng y Sha Wujing

Pero nuestro protagonista, el Rey Mono, ya acarreaba un extenso historial de aventuras y “travesuras” antes de unirse a Xuanzang y servirle de guardaespaldas frente a los monstruos que lo amenazaban. Al momento de serle encargado a Xuanzang el viaje hacia el Oeste, Sun Wukong ya llevaba 500 años atrapado bajo la Montaña Wu Xing, a la que el mismísimo Buda lo había confinado tras un breve enfrentamiento. Sun Wukong poseía poderes sobrenaturales y había comenzado su vida siendo el Rey de un clan de monos en la Montaña de las Flores y la Fruta. Tras viajar por doquier y aprender del Maestro Pu-ti el uso de diferentes armas, fue adquiriendo variadas habilidades y una fuerza incomparable.  En busca de armas que no fuesen tan livianas para él, se presentó ante el Rey Dragón de los Mares Orientales, quien atesoraba un partiular báculo o bastón mágico, extremadamente pesado (8,100 kilogramos), que podía cambiar de tamaño según lo desease su portador. Desde entonces, el Rey Mono comenzó una larga serie de desobediencias tanto en la Tierra como en el Cielo, generando así el descontento de diferentes deidades. Fue así que, tras más actos de rebeldía, se vio cara a cara con el Ejército Celestial de 100,000 soldados, al cual venció. Tras ser finalmente capturado y volver a escapar gracias a sus sorprendentes habilidades, el Emperador Jade y las demás autoridades del Cielo recurrieron a Buda, quien pudo frenarlo de una vez por todas. 500 años después sería liberado para acompañar al monje Xuanzang en su expedición a la India. Para conocer con mayor detalle la célebre historia del Rey Mono, ver también su artículo en Wikipedia.

Sun Wukong, el Rey Mono original

El legado de Sun Wukong

Para comprender la influencia de este mítico personaje dentro de la cultura china y del lejano Oriente basta con reparar en la cantidad de representaciones y referencias literarias, artísticas, religiosas y hasta políticas que ha tenido a lo largo de la historia y que aún conserva. Desde festivales en su nombre hasta relicarios en templos budistas. Siendo tan eminente su figura, no es de extrañar que se lo haya representado tanto a él como a sus hazañas en innumerable cantidad de obras que van desde breves cuentos hasta expresiones tan populares como el manga y la animación japonesa. Es que en Japón también es reconocido como un personaje legendario, y no faltaron mangakas que insipirasen sus historietas en esta famosa y querídisima figura de antología.

Osamu Tezuka, considerado el “padre del manga” (moderno) y autor de historias tan populares como Astroboy y Kimba, el León Blanco, de extensa trayectoria tanto historietística como cinematográfica, dedicó uno de sus trabajos a la leyenda de Sun Wukong. Con el título de “Mi Son Gokú” o “Mi Rey Mono”, el manga narraba las aventuras del pequeño mono. En 1960 fue adaptada para cine, en un filme conocido como “Alakazam el Grande” (Saiyuki, en el original japonés), que en la Argentina fue estrenado bajo el título de “Robin en el Valle de los Dragones”. Curiosamente, la película estuvo a cargo del estudio Toei Dōga (posteriormente “Toei Animation”), encargado, 26 años después, de llevar a la pantalla chica al más popular anime de todos los tiempos. Ficha, sinopsis y un fragmento de la película, haciendo click aquí.

Alakazam el Grande

Alakazam el Grande

En el país de origen no se quedaron atrás. China presentó su adaptación cinematográfica de uno de los episodios de “Viaje al Oeste” en el año 1965, bajo el nombre “La Rebelión del Rey Kun Fu Sun”. La misma fue producida por Shanghai Animation Film Studio y se ha convertido, como la novela dentro de la literatura, en uno de los clásicos de la animación China. El Rey Kun Fu Sun no es otro que el Rey Mono y como todo Rey Mono de ley (?), lleva consigo el bastón mágico que arrebató del palacio del Rey Dragón de los Mares Orientales. Fragmento de la película en You Tube, aquí.

El Rey Kun Fu Sun, otra versión del Rey Mono

En 1975 la historia de este pintoresco personaje tuvo, quizás, su adaptación más curiosa. El italiano Maurillo Manara, mejor conocido como Milo Manara, reconocido autor de comic erótico, basó en la leyenda china su historieta “El Rey Mono” (“Lo Scimmiotto” en el original italiano). Con el guión de Silverio Pisu, ésta fue una de sus primeras obras. Sun Wukong, en este caso, era una alusión al  presidente chino Mao Tse Tung. Incluso cuando Manara dibujaba la última plancha, la de la muerte del Rey Mono, por la radio anunciaban el deceso del líder comunista. De hecho, durante su gobierno, Mao utilizaba a Sun Wukong como ejemplo a seguir, citando su “temeridad de pensamiento, trabajo, orientado al objetivo y rescatando a China de la pobreza”.

Página de Lo Scimmiotto, de Milo Manara, con el estilo que lo caracteriza

Empezados los alocados y añorados (?) años ’80, más precisamente en 1981, llama la atención una producción de origen surcoreano titulada “Sonogon y su Super Poder”. También basada en la historia del Rey Mono y transportada a un futuro en donde los humanos se trasladan de un planeta a otro por medio de naves espaciales. En lugar de peregrinar a la India, Sonogon debe dirigirse hasta Urano (!) para rescatar las sagradas escrituras. Aquí un extracto de la primera parte de la película, en donde podemos ver al protagonista, Sonogon, subido a una nube voladora y portando el famoso báculo mágico. Como detalle curioso, el símbolo que lleva el maestro de Sonogon en su corona, es una cruz esvástica como la que usaba el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, los nazis.

En el canal de You Tube del uploader del video pueden encontrar el resto de las partes de la película. Más información sobre el filme, en este link.

Sería en 1984 cuando Akira Toriyama idearía Dragon Ball y le daría vida a uno de los más grandes mangas de todos los tiempos. Pero sobre la inspiración de esta otra leyenda (del manga y el anime) en la antigua novela china nos extenderemos más adelante. Ahora es momento de continuar el repaso por los diferentes  decendientes de Sun Wukong y primos (no digo “hermanos” porque Raditz podría enojarse (?)) de Gokú.

Saiyuki es el nombre de otro popular manga japonés, de la autora Kazuya Minekura y publicado entre los años 1997 y 1999. Fue adaptado al anime en el año 2000 por el estudio Pierrot. En esta historia, seres humanos y Youkai (criaturas demoníacas con partes animales y rasgos humanos) conviven armoniosamente. Una onda de energía negativa se expande por todo el planeta ocasionando la pérdida del control de los Youkai, que inmediatamente se vuelven contra los humanos. La diosa Kanzeon Bosatsu (vendría a cumplir el papel de Bodhisattva Guan Yin, la Diosa de la Misericordia) cree que este hecho puede tener relación con los intentos de resucitar a Gyûmaô (mismo nombre que lleva el padre de Chichi en Dragon Ball), otro demonio encerrado hace 500 años. Kanzeon Bosatsu encomienda la tarea de ir hacia el Oeste a averiguar que está pasando a un monje llamado Genjyo Sanzo, acompañado de sus tres compañeros Youkai, Cho Hakkai, Sha Gojyo y, por supuesto, Son Gokú, un mono que al igual que Sun Wukong, nació de una roca, siempre tiene hambre, porta un bastón del mismo nombre (Nyoibō) que el báculo sagrado de nuestro Gokú, y posee un dispositivo que controla su fuerza y le da un aspecto humano, sin el cual se convierte en Seiten-taisei Son Goku, perdiendo completamente el control sobre sí.

En la última década, el cuento del Rey Mono ha sido llevado a la pantalla grande en más de una oportunidad. Así es como lo encontramos en “El Rey Mono” (“The Lost Empire” en el original inglés), producida por Hallmark, dirigida por Peter MacDonald, que cuenta la historia de Nicholas Orton, un periodista americano experto en la antigua civilización china, que recibe la visita de la diosa Kwang Ying, pidiéndole ayuda para evitar la destrucción del planeta y recuperar el manuscrito original de “Viaje al Oeste” de Wu Cheng’en (!). No pude hallar demasiada información sobre esta película, pero por lo visto en el poster publicitario, Orton es secundado por otro hombre mono (?) pariente de Sun Wukong.
En Abril de 2008 se estrenó en Estados Unidos y China, “El Reino Prohibido” (The Forbidden Kingdom), protagonizada por las estrellas del cine de artes marciales, Jet Li (interpreta a Sun Wukong, el Rey Mono) y Jackie Chan. Para ver más detalles sobre el argumento, click aquí.

También ese mismo año, nuestro amigo fue parte de una campaña publicitaria que la BBC realizó con motivo de los Juegos Olímpicos celebrados en Beijing, China. Aquí, uno de los videos del Rey Mono haciendo de las suyas (?), volando sobre una nube, llevando consigo el bastón mágico y acompañado por Zhu Wuneng (el cerdo) y, presuntamente, Sha Wujing. En lugar de dirigirse al Oeste, Sun Wukong sortea varios obstáculos hasta llegar al Estadio Nacional de Pekín, apodado “Nido de Pájaro”, el principal recinto de aquellos JJ.OO.

Sun Wukong y las Esferas del Dragón

Decíamos que fue en 1984 cuando Akira Toriyama empezó a dibujar Dragon Ball, su manga de mayor éxito. Para ese entonces, Tori ya era popular en Japón gracias a su otra gran obra, Dr Slump, un manga de corte humorístico que narraba las aventuras de una pequeña robot y sus amigos. Sobre las similitudes entre Viaje al Oeste y Dragon Ball, el autor se refiere:

Al finalizar Dr. Slump, consulté muchas veces con mi editor sobre lo que haríamos para mi próximo serial, siempre me gustó Jackie Chan y había visto su “Maestro Borrachón II” muchas veces. Torishimi (mi editor) me alentó a dibujar un manga de kung fu si el tema me gustaba tanto. Ese fue Dragon Boy, que duró una sóla entrega. A los lectores les gustó, así que decidí que mi próximo serial podría tratar sobre este tema: Kung Fu.

Si esto va a ser chino también puede ser acerca del Rey Mono. El Rey Mono es a fin de cuentas, un gran cuento con aventuras; sin embargo decidí ir con un Rey Mono y con algunos elementos modernos. Pensé que esto podría ser fácil de solucionar con una historia básica y lista.

El Rey Mono, conocido en Japón como Saiyuki o “El Viaje del Oeste”, es una leyenda conocida por los niños asiáticos, trata sobre el arquetipo de una historia de búsqueda y aventuras. Al principio pensé en dibujar a Goku como un mono verdadero, sin embargo descarté esta idea por ser poco original. Eso habría sido el Rey Mono exactamente y debido a eso no mostraría ninguna creatividad, así que decidí hacer humano al personaje principal. Quería un chico humano normal, pero eso no tendría personalidad.

Al final decidí agregar algo extra, el personaje principal en Dragon Boy tenía alas, así que quise hacer algo tan obvio como eso. De esa manera Goku obtuvo la cola. Para que, aunque se escondiera en la sombra de una roca, supieras que era él. Luego llegaron las siete Esferas del Dragón y, para buscarlas, le di el mismo sistema de locomoción que tenía el Rey Mono. Bulma, Oolong y Yamcha representaban a personajes del cuento original, que iba a terminar cuando se reunieran las siete Esferas del Dragón.

Como hemos visto en algunas de las otras adaptaciones, en Dragon Ball, el que cumple el papel del Rey Mono lleva de nombre “Son Goku”. Fonéticamente, “Sun Wukong” suena como “Son Woku”, de ahí el derivado. El Gokú de Dragon Ball posee las características que son comunes entre todos los reyes monos que hemos visto. Lleva un báculo mágico llamado Nyoibō (nombre japonés para el Ru Yi Bang), que crece y decrece, en alusión al Ru Yi Bang del protagonista de Viaje al Oeste. También se mueve de un lado a otro en una nube voladora, como lo hacía Sun Wukong (aunque éste técnicamente no poseeía una nube voladora, sino que podía controlar el viento mediante hechizos y así movilizar las nubes). Gokú, al igual que el Rey Mono, está dotado de una fuerza y velocidad incomparables y durante el transcurso de sus vidas ambos van volviéndose más y más poderosos. Todos sabemos que el punto débil de Gokú (y posteriormente el de toda la raza Saiyajin) es su cola. Esto no es casual. Sun Wukong era todo un maestro de las transformaciones. Podía adoptar 72 formas distintas, pero mostraba ciertos inconvenientes a la hora de convertirse en otras personas, ya que no podía completar la transformación de su cola.

En cuanto a la historia, la primera de las sagas de la serie es una completa adaptación de Viaje al Oeste. El monje Xuanzang es reemplazado por Bulma, que no está en busca de sutras budistas sino de las mágicas Esferas del Dragón. Zhu Wuneng, aquel general celestial convertido en cerdo, en Dragon Ball es Oolong, que adquiere la capacidad que en la historia original tiene Sun Wukong, la de transformarse. Sha Wujing, el general convertido en demonio acuático aunque en algunas fuentes mencionado como el Monje de Arena, es nada menos que Yamcha, el bandido del desierto. Podríamos decir que el rol de gobernante tirano del Emperador Jade es cumplido por Pilaf. Como vemos, la obra de Akira Toriyama es otra de las adaptaciones de esta famosa novela, y si bien es basatnte libre respecto al argumento, mantiene ciertos aspectos auténticos.

Vigente, a pesar de los siglos

Viaje al Oeste y la leyenda del Rey Mono son toda una institución dentro de China y varios países de Oriente. Este ha sido apenas un breve resumen de algunas de las apariciones y referencias hacia esta historia dentro de la cultura oriental y especialmente en el mundo del manga y el anime, donde el querido Sun Wukong (que a su vez podría estar inspirado en Hánuman, un dios mono adorado por los hindúes) o sus conocidos artefactos son referenciados constantemente (Naruto, Pokémon, Avatar, la leyenda de Aang, Inuyasha, Love Hina, etc).

Goukazaru, pokémon inspirado en el Rey Mono

De esta manera, el personaje de una novela de casi 420 años, con toda su filosofía, misticismo y significado, perdura en el tiempo, siendo reversionado y, sin perder su esencia, adoptando un sinfin de formas y personalidades, traspasando las fronteras orientales y expandiéndose a nuevos públicos de culturas decididamente diferentes. Nuestro Gokú es tan sólo uno más, quizás, y como el más importante de nuestra época, sus proezas de ficción pasen a la historia como algunas más de las tantas dentro de la gran leyenda de Sun Wukong, el Rey Mono.

Concluimos con este repaso de las diferentes alternativas y adaptaciones que demuestran la inigualable influencia de esta historia mitológica dentro de las distantes culturas orientales. A continuación, las fuentes de información utilizadas:

Hasta la próxima.

About these ads

Acerca de Majunia

"la duda debe ser la posición mental de quien aspire aproximarse cada vez más a la verdad o, por lo menos, a esa porción de verdad que es posible alcanzar"

Publicado el 20/02/2010 en Dragon Ball y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 31 comentarios.

  1. Te conteste el PM de Taringa!, leelo y contestame, un abrazo!

  2. Contestame el pm de taringa, tengo un tema nuevo re interesante :$, te lo digo x msn si quere, nos vemo.

  3. chamanista

    QUe buen post, muy muy bueno

  4. Está genial el artículo, aunque el nombre de Sun Wukong en realidada no suena como Son Goku.. se le parece, pero no es fonéticamente igual.

    • Por lo que entendí cuando elaboré el artículo, Sun Wukong se pronuncia “Son Woku”.

      Gracias por comentar!

      • jajajaja idiotas les robare todo lo de esta pagina!

      • Adelante, amiguito. La información y producción aquí expuesta es de uso público y gratuito. Claro que nos gratificaría que se nos citara como fuente original de todo lo extraído de aquí, pero sabemos que es difícil y no siempre se obtiene todo lo que uno quiere. Como no podemos (ni queremos) andar detrás de todos los plagiadores malintencionados, no nos queda más que alentarte a que copies, que copies todo lo que puedas, eso significará que el contenido de nuestro blog, que construimos en base a nuestro propio esfuerzo conjunto (es algo duro y para lo que no todos están capacitados, verás), te gusta, te sirve, te entretiene. ¡Qué bueno es para nosotros saber que reconozcas la calidad de nuestro aporte! Porque vas más allá de los que se acercan amistosamente a felicitarnos, directamente nos reproducís (no importa que te lo adjudiques, no importa, en este caso, cuál sea el nombre de quien lo escriba, lo que importa es la sustancia, el contenido, ante todo), y tan valioso te parece, que lo considerás fundamental para el crecimiento de tu blog o página, que seguramente, como muchas otras, aspira a ser la mejor de las mejores. ¡Es un orgullo para LCdM que quieran usar nuestros contenidos, reitero! Quiere decir que no estamos tan mal, ja ja.

        ¡Mandale calurosos saludos a Gokú!

    • A decir verdad, Sun Wukong y Son Gokuu (lo puse con doble u porque no se como ponerle la rayita arriba, ja) se escriben igual en chino y en japones, pero se pronuncian diferente.

  5. Sergio Chaos

    Voy a decir esto no más: ¡QUÉ BUEN POST, LA PUTA MADRE!

  6. como fanatico de dragon ball t digo que tu blog esta muy interesante me gusta toda la informacion que publicaste se ve q le dedeicaste un buen tiempo
    felicidades esta muy chingon
    que lastima q no a todos les gusta dragon ball
    de lo que se pierden

  7. Sergio Chaoz

    ¡AMIGO GOKU, LA CONCHA DE TU MADRE! Encima se hace el chistoso…

  8. diabolgrotesk

    buen contenido del blog explica muy bien en que se baso toriyama para su famoso manga

  9. jaime rajiv

    yo soy fan d dragon ball desde q tenia 8 años aora tngo 24 años y aun sigo viend las peliculas!y no sabia complet la historia asta oy gracias por toda la informacion!

  10. Muy bueno todo te felicito!no sabia esto y me parecio bueno!Felicitaciones maestro buen aporte!

  11. yo soolo qisiera saber si la leyenda es cierta o solo es un echo mitologico porfavor qisiera qe contestaran esto ._. gracias :D

    • Jajajaja ¿es un chiste tu pregunta?

      Obviamente no es una historia verdadera, ¿dónde viste monos y cerdos que hablen y se comporten como humanos?

      Y en realidad sería algo así como el rejunte de varios mitos chinos con relación entre sí en una sola historia.

  12. Richard Urac

    super

  13. Buenísimo el post, me ha encantado. Sólo una pequeña cuestión: en Dragon Ball yo diría que el monje budista es Krillin, por ello su apariencia de monje shaolín. El duende de agua sería Mutenroshi (en España se tradujo como el Maestro Tortugaduende) que por eso que va con un caparazón. Y por último el cerdo es claramente Ulong.

    • El tema es que es la primera saga de Dragon Ball (la de la búsqueda de las Esferas del Dragón, la del Emperador Pilaf), y no otra, la que fue una adaptación de Viaje al Oeste. En dicha saga Krillin no aparece y el Maestro Roshi tiene un rol secundario, y no acompaña a Gokú (el “Rey Mono”) en su viaje, sino que lo hace Yamcha (acechándolo, pero siguiéndolo al fin). Xuanzang es claramente Bulma, que es la instigadora del viaje. Como señalo en el post:

      “En cuanto a la historia, la primera de las sagas de la serie es una completa adaptación de Viaje al Oeste. El monje Xuanzang es reemplazado por Bulma, que no está en busca de sutras budistas sino de las mágicas Esferas del Dragón. Zhu Wuneng, aquel general celestial convertido en cerdo, en Dragon Ball es Oolong, que adquiere la capacidad que en la historia original tiene Sun Wukong, la de transformarse. Sha Wujing, el general convertido en demonio acuático aunque en algunas fuentes mencionado como el Monje de Arena, es nada menos que Yamcha, el bandido del desierto. Podríamos decir que el rol de gobernante tirano del Emperador Jade es cumplido por Pilaf. Como vemos, la obra de Akira Toriyama es otra de las adaptaciones de esta famosa novela, y si bien es basatnte libre respecto al argumento, mantiene ciertos aspectos auténticos.”

      Esta no es ninguna interpretación, cuya exactitud, por lo demás, resultaría evidente comparando los roles de los personajes originales con los de Gokú, Bulma, Yamcha y Oolong en el manga (y el anime), sino que la confirma el propio Toriyama, en un entrevista de la que cito un extracto en el post:

      “Al final decidí agregar algo extra, el personaje principal en Dragon Boy tenía alas, así que quise hacer algo tan obvio como eso. De esa manera Goku obtuvo la cola. Para que, aunque se escondiera en la sombra de una roca, supieras que era él. Luego llegaron las siete Esferas del Dragón y, para buscarlas, le di el mismo sistema de locomoción que tenía el Rey Mono. Bulma, Oolong y Yamcha representaban a personajes del cuento original, que iba a terminar cuando se reunieran las siete Esferas del Dragón.”

      Saludos.

  14. bueno te falto nombrar a Galactico o Starzinger, saludos…. jejejeje

  15. conichua sona qqui curicuri sha camede sado dragonbol es el mejol

  1. Pingback: Welcome to Hell « La columna de Majunia

  2. Pingback: El verdadero final de Dragon Ball « La columna de Majunia

  3. Pingback: Que 25 años no es nada… « La columna de Majunia

  4. Pingback: Lo malo: Dragon Ball Evolution « La columna de Majunia

  5. Pingback: LCdM neeeew record (?): 100,000 visitas « La columna de Majunia

  6. Pingback: Viaje al Oeste, una joya de la literatura china | Asia Té

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 84 seguidores

%d personas les gusta esto: