Que 25 años no es nada…

Les debemos las veinticinco velitas (?)

Elegida entre las tres mejores series de manga y animación de la historia en un par de encuestas realizadas al público nipón, precursora de muchas de las actuales series de anime y todavía vigente a pesar del paso del tiempo, Dragon Ball cumplió ayer, sus primeros veinticinco años de vida. Fue un cuatro de Diciembre de mil novecientos ochenta y cuatro cuando se publicó en la revista semanal de manga, Shonen Jump, el primer capítulo de la saga.

A fines de mil novecientos ochenta y cuatro, Akira Toriyama, mangaka reconocido por, hasta entonces, su más célebre obra, Dr Slump, la cual había logrado abrazar una gran popularidad en todo el Japón, daba los primeros pasos con su siguiente trabajo. Se trataba de una nueva historia, inspirada en la antigua leyenda china del Rey Mono. De corte humorístico, la parodia erótica y las peleas breves y cómicas  caracterizaban a la incipiente creación.

El padre de la criatura.

Dada la tibia recepción por parte de los lectores, Dragon Ball corrió el riesgo de ser cancelada. Fue entonces que Torishima, el editor de Toriyama, le sugirió a éste que introdujese más acción a la trama. Los capítulos de mayor éxito de su serie previa, Dr Slump, habían sido los realizados en torno a competiciones. Así nacieron, pues, los Torneos de las Artes Marciales, el legendario Tenkaichi Budokai. Algo que le costó trabajo al autor, ya que, según sus propias declaraciones, no estaba acostumbrado a dibujar más que peleas cortas y absurdas, por lo que el terreno de las artes marciales significó un gran desafío, para el cual le fueron de considerable ayuda otros mangas y las películas de Jackie Chan.

Shenron, todo un ícono de la serie, en una imagen
original del manga en japonés.

El entusiasmo creció paulatinamente y ya para las sagas de la Patrulla Roja y Piccoro Daimaoh, la serie gozaba de gran popularidad. Como suele suceder en Japón, las historias de los mangas exitosos son adaptadas y llevadas a la pantalla chica. Dragon Ball tuvo así, su serie de animación,  producida por Toei Animation, que comenzó a emitirse el veintiseis de Febrero de mil novecientos ochenta y seis, a través del canal Fuji TV.

Dragon Ball no tardó en abrirse paso hacia el resto del mundo. Ya a fines de los ochenta, la serie de anime era emitida fuera de Japón. En España, por ejemplo, hizo su debut en el año mil novecientos ochenta y nueve. Se convirtió, casi de manera sistemática, en la serie japonesa de mayor éxito en cada país en el que arribó, especialmente en los latinoaméricanos. En general, la recepción en Occidente fue magnífica, aún cuando debió superar las numerosas críticas en torno a la violencia o los chistes de contenido sexual que presentaba.

La serie animada cosechó un éxito sin precedentes en una inmensa cantidad de países.

Ya en el mismo año de inicio de la serie de TV, se estrenó su primer largometraje animado, “La Leyenda de Shenron”. También en mil nueve ochenta y seis fue lanzado a la venta el primer videojuego de Dragon Ball, “Dragon Ball: Shenron No Nazo, de plataformas, para la consola Nintendo.

Con el paso del tiempo y mientras transcurría la serie, el merchandising aumentó desproporcionadamente y se diseminó por todo el planeta. Figuras de acción, videojuegos, juegos de cartas coleccionables, tazas, autoadhesivos, útiles escolares, ropa, accesorios de todo tipo y tamaño, etc etc…

Las figuras de acción son de los artículos más preciados dentro de la extensa y diversa gama de productos dedicados a la serie.

Dragon Ball fue una sensación, tal vez la más grande de los años noventa, remitiéndonos al ámbito de las series de dibujos animados y tal vez un poco más allá.

Toriyama se vio abrumado y sumamente agotado en varios pasajes de la historia de su aclamada obra, pero las presiones de parte del a editorial Shueisha y la persistente súplica de los fans, lo obligaron a seguir con el monstruo que había creado. Finalmente Tori acabó por hartarse y decidió darle punto final a la historia.

Pero Dragon Ball no terminó ahí. La productora de la serie de TV, con pocas intenciones de bajarse del carro del éxito al cual estaba subida desde hacía ya diez años, se dispuso a crear, con el consentimiento de Toriyama, un spin off, una continuación, a la que le dio el nombre de Dragon Ball GT. Esta saga no consiguió la notoriedad ni el beneplácito que las anteriores, por lo que su camino fue corto y culminó con más pena que gloria.

Sin embargo, ese engendro llamado Dragon Ball nunca dejó de crecer, siguió haciéndolo aún después de finalizado. Su popularidad aumentó, el acceso masivo a internet de la presente década engrosó las filas de fanáticos.
Hasta el día de hoy continúan produciéndose videojuegos y todo tipo de merchandising. Un nuevo boom desatado por el estreno de Dragon Ball Evolution y nuevos especiales animados, le ha propinado nueva vida a la serie, que no deja de ser transmitida en la televisión, siendo una de las más vistas en canales infantiles occidentales como Cartoon Network.

Fans orientales realizan cosplay de sus personajes preferidos. Una actividad muy frecuente en Japón.

Veinticinco años han pasado ya desde la primera publicación. Veintinco desde que el primer lector se encontró con el niñato de cabello alborotado y cola de mono en las páginas de la Weekly Shonen Jump. Hoy, el primer fan tendrá, tal vez, unos cuarenta años, quién sabe. Lo que sí sabemos es que, con el entusiasmo que él abrazó a Dragon Ball en sus primeros meses de vida, lo hacen hoy miles de chicos, infantes en su mayoría. La historia de las Esferas del Dragón pasa de generación en generación sin evidenciar los signos del paso del tiempo. Vamos, que veinticinco años no es nada…

Anuncios

Acerca de Majunia

"la duda debe ser la posición mental de quien aspire aproximarse cada vez más a la verdad o, por lo menos, a esa porción de verdad que es posible alcanzar"

Publicado el 05/12/2009 en Dragon Ball y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. chamanista

    Muy bello (?) post. Extraño que Majunia use mas el ?

  1. Pingback: Museo Dragon Ball: La colección más grande del mundo « La columna de Majunia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: