Las peleas de Gokú – Parte II

Continuamos con el repaso por los combates que mantuvo Gokú a lo largo de toda la serie manga de Dragon Ball. Como ya lo hiciéramos en la primera, en esta segunda entrega recordaremos otras cinco peleas, respetando el orden de sucesión, entre las que se encuentran las primeras oficiales por el Tenkaichi Budokai, destacándose el enfrentamiento versus el budista Nam, representante tercermundista (?) en el certamen.

Antes de arribar a la Isla de Papaya para participar del 21º Torneo de las Artes Marciales, Gokú, durante todo el período de entrenamiento bajo las órdenes del Maestro Roshi, no tuvo ningún enfrentamiento más allá de uno efímero y ocasional con Krillin, cuando ambos buscaban una piedra con el símbolo de la Tortuga como una de las primeras pruebas a las que el maestro los sometió. La rencilla (?) se definió de manera fugaz y con muy pocos golpes, y Gokú le hizo morder el polvo (?) a Krillin.

Gokú vs Participante nº 69. Aunque parezca extraño, la pelea debut de Gokú en las preliminares del Tenkaichi Budokai fue apenas el sexto de los combates meramente formales del protagonista. Hasta allí se lo había visto varias veces desplegar sus habilidades y destreza, pero pocas en peleas face to face (?) como las que consideramos en este racconto.
Como era de esperar, Gokú no tuvo problemas para despachar al grandulón que le tocó de oponente. Se abalanzó contra él a una velocidad que lo volvió imperceptible al ojo humano, pasó entre sus piernas y una vez detrás del grandote y ante el desconcierto de éste, le bastó tocarlo con el dedo índice para arrojarlo accidentalmente fuera de la plataforma de combate. Así avanzó a la siguiente ronda preliminar, consiguiendo su primera victoria en Torneos de Artes Marciales.

Gokú vs Participante nº 71. Siguiendo en el ámbito del torneo, Gokú se midió en segunda ronda ante el participante nº 71. Poco se pudo ver de este combate, en el que Gokú resultó vencedor tras la mortífera (?) patada que apreciamos en la imagen de arriba. Tras esta victoria, Gokú enfrentó al participante nº 75, en un combate que no se ve en el manga pero que obviamente tuvo a Gokú como ganador.

Gokú vs Participante nº 82. El cuarto duelo de Gokú fue el definitorio para consagrarse como uno de los ganadores (el otro fue Krillin) del grupo 3 de las preliminares y clasificarse a las finales (Cuartos de Final, precisamente). Su oponente, un hombre de aspecto normal y físico modesto, confiaba en su temible técnica “Colmillos de León”. La pelea comenzó y el grado de temeridad de su golpe especial fue volviéndose inversamente proporcional al grado de chotez (?) de su aplicación. Gokú esquivó el que fue tan sólo un inofensivo puñetazo al bulto (?), pegó un salto sobre ochenta y dos (?) que éste eludió con esfuerzo, y luego le acestó un tacle con el pie que dejó al bigote (?) indefenso en el piso. El pseudo simio (?) lo tomó de los pies y lo arrojó fuera de la plataforma. Así ganó, así vivió (?).

Gokú vs Giran. El sorteo determinó que Gokú se midiera en los cuartos de final al bestial Giran, un fornido dinosaurio non prehistóricus (?) de habilidades muy particulares. Nuestro amiguito (?) pudo haber perdido por default tras casi no presentarse al combate a su debido tiempo, por estar echándose una siestona (?) después de morfar. Fue el último de los encuentros de esta instancia y arrancó con ventaja para Giran después de propinarle a Gokú el terrible coletazo que vemos en la imagen, luego de engañarlo con el viejo truco del “Mirá lo que tengo acá… ¿Qué? Esto, vení, acercate, mirá, mirá… No veo nada, ¿qué es?… Mirá bien, esto, acá… A ver… ¡PUM!” (?). Infalible (?)
Gokú se reincorporó al instante y le dio pelea al monstruo. Un puñetazo en el estómago que dejó sin aire al dino (?) y luego un gran aventón (?) hacia el cielo, fuera de la plataforma. Giran se salvó de caer al suelo usando sus alas para volar y regresar al tatami. Allí expulsó de su boca su Guru Guru Gum (anillos de goma) que apresó a Gokú y lo inmovilizó. Así, le dispensó un fuerte puñetazo en el marote (?) al muchachito y se dispuso a arrojarlo fuera de la arena de combate. La desesperación de Gokú no lo conmovió y efectuó el lanzamiento. El pequeño, en su último intento por sobrevivir en el torneo, llamó a su nube voladora y, violando una de las reglas del certamen, se montó en ella para regresar a la plataforma. Un perro (?), presidente del torneo (!), le concedió el beneficio de continuar con el combate a condición de que no volviese a utilizar en su favor, objetos externos. La excepción se hizo, aparentemente, porque Gokú creyó que usando la nube estaba haciendo lo mismo que Giran cuando éste regresó volando o cuando escupió su bubaloo relleno de juguito (?), obviando que en ambas oportunidades el monstruo hizo uso de su propio cuerpo, tanto de sus alas como de su chiclosidad (?) interna. Lo justo hubiese sido que Gokú fuese descalificado, pero ya saben, tuvo la excusa de ser terrible ignorante, ingenuo y protagonista (?).
Sin embargo, nuestro golden boy (?) siguió apresado por los aros de goma y Giran contó con una segunda oportunidad de tirarlo fuera del ring. Nuevamente lo intentó y aún de forma más violenta (con una trompada), aunque no lo consiguió. La cola de mono de Gokú creció toda de un saque y con ella pudo, enrrollándola al brazo de Giran, colgarse de éste y esquivar el golpe. Como sabemos, la cola le otorgaba mayor poder y equilibrio a Gokú, por lo que una vez recuperada le alcanzó la fuerza para destruir los anillos y liberarse. Entusiasmado por la vuelta de su accesorio (Bulma dixit) derribó de una patada una de las paredes que rodeaban el tatami. Atónito por la extraordinaria fuerza exhibida por el niño, Giran flmaeó la bandera blanca en señal de abandono. Gokú logró su primer triunfo en una fase final del Tenkaichi Budokai y clasificó a las semifinales del torneo.

Gokú vs Nam. Nam provenía de una aldea muy pobre en la que la gente se deshidrataba por falta de agua, y no era nada que se puediera solucionar con una Sprite (?). Por eso viajó hasta la Isla Papaya para participar en el torneo y comprar el agua que necesitaba con el jugoso premio que se le otorgaba al ganador. En la instancia previa a la semifinal, se midió ante Ran Fan, la luchadora stripper (?), haciéndole el orto, metafóricamente, obvio (?).
La contienda entre Nam y Gokú fue una de las más parejas y entretenidas del torneo. Gokú intentó confundir a Nam utilizando la técnica de las imágenes residuales, trampa en la que éste no cayó al adivinar con  su mente la ubicación y momento exacto en que Gokú iría a golpearlo. Ambos intercambiaron varios golpes que fueron trabajosamente contenidos por los dos, hasta que Gokú logró taclear a Nam y éste le respondió con un patadón en el rostro. Hasta acá muy igualado el asunto. Gokú devolvió la patada con un fuerte manotazo que arrojó a Nam hacia una pared contra la que no chocó y de la que tomó impulso para contraatacar. Le propinó un durísimo golpe en la nuca al pequeño, que dejó a éste arrodillado contra el suelo y muy dolorido. Cuando se dispuso a tirarlo fuera de la plataforma (¿Por qué siempre buscaban eso y no rematarlo de una vez?), Gokú le agarró el tobillo con su cola y lo tumbó. Al ver la paridad del combate Gokú tuvo que rebuscársela para encontrar una forma de doblegar a su oponente, y la encontró. Comenzó a girar a una velocidad impresionante hasta parecer un trompo, un trompo mortal (?). Nam advirtió su peligrosidad al acercarse y salir despedido tras sólo tocarlo. Gokú arrinconó a Nam y lo dejó a un paso de caer del tatami, pero cuando estuvo a punto de lograrlo se le acabó la bateria (?) y cayó mareado al piso. Al verlo desplomado e inconsciente , Nam se apresuró en atacarlo con su peligroso ataque aéreo (Ahora sí, cuando tuvo la oportunidad de agarrarlo y tirarlo afuera sin esfuerzo, no, “ay sí, me quiero lucir” (?). Aunque en realidad no lo hizo por temor a que Gokú volviese a tomarlo con la cola). Dio alto (?) salto y se dejó caer con los brazos en forma de cruz en dirección al indefenso cuerpecillo (?) de Gokú. Éste se despabiló justo a tiempo pero no pudo evitar recibir el fuerte impacto de su contrincante. Gokú quedó medio muerto y el ábitro/comentarista empezó la cuenta hasta diez. A la mitad de la palabra “diez” el joven saiyajin se incorporó de un salto y estuvo listo para continuar, ante la sorpresa de todos los presentes (según Nam, tras recibir ese golpe no podría despertarse en diez días). Creyendo no haber dado en el punto exacto, el luchador budista repitió el ataque y saltó lo más alto que pudo. Gokú lo imitó y hasta superó la altura alcanzada por Nam. Ambos fueron cayendo hasta quedar a la misma altura, en donde Nam intentó golpear a Gokú sin éxito. Éste se dejó caer con mayor fuerza, tocó el piso, se alejó unos metros (todo tan veloz que se volvió imperceptible) y le asestó una patada a su adversario cuando éste caía sobre el lugar que Gokú había abandonado hacía tan sólo un segundo. El golpe arrojó a Nam fuera de la plataforma de combate y decretó la victoria de Gokú y su clasificación a la gran final del 21º Torneo de las Artes Marciales. Uff… (?), agobiante batalla.

Balance parcial

  • Combates: 11 (incluido el que no se vio, ante el participante nº 75)
  • Victorias: 10 (Idem)
  • Empates: 1
  • Derrotas: 0

Gokú se perfila como el gran peleador y ganador que conocemos, incluso ya da señales de ser el Legendario Super Saiyajin (?). Todavía vemos una notoria superioridad sobre sus rivales, sin luchar con todo su potencial. El primer oponente de fuste será el propio Maestro Roshi, encarnando en secreto a su personaje Jackie Chun, que significará también el primer revés de nuestro homenajeado. Es en esos combates, los que lo enfrentaron a peleadores iguales o más poderosos que él, en donde realmente veremos a Gokú relucir todas sus cualidades y habilidades de combate, toda su resistencia, y las estrategias que elaboró para salir adelante en la adversidad.

About these ads

Acerca de Majunia

"la duda debe ser la posición mental de quien aspire aproximarse cada vez más a la verdad o, por lo menos, a esa porción de verdad que es posible alcanzar"

Publicado el 22/04/2010 en Peleas de Gokú y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Aguante Krilin contra Bacterian.

    No me anda la PC y quiero hacer mi 2da participacion

    he dicho.

  2. SubComandante Marzo

    Comenzó a girar a una velocidad impresionante hasta parecer un trompo, un trompo mortal (?)

    Ja ja, hermosa esta parte. Muy buena la nota, seguí así!

  1. Pingback: NO VA MÁS « La columna de Majunia

  2. Pingback: Las peleas de Gokú – Parte III « La columna de Majunia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 86 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: